Augsburgo

Augsburgo (en alemán Augsburg) es una ciudad situada al suroeste de Baviera, a unos 70 km de Múnich, y resulta una escapada perfecta de un día si os encontráis en la capital bávara. Esta ciudad de casi 300.000 habitantes es conocida no sólo por su actividad universitaria, sino también por ser la capital de la región histórica de Suabia (Schwaben en alemán), que se encuentra actualmente entre Baden-Wurtemberg y Baviera. Tras Múnich y Núremberg, Augsburg es la ciudad más grande de Baviera.

Antes de empezar el recorrido, es conveniente conocer un poco de historia. Augsburg es una de las ciudades más antiguas de Alemania, siendo fundada por los romanos en el siglo XV a.C. Hoy en día, los pocos restos que quedan de esa época se encuentran en el Museo Romano de la ciudad. Durante la Edad Media, tuvo una gran importancia como núcleo comercial, destacando indudablemente la presencia e influencia de la familia Fugger, empresarios y mecenas alemanes que llegaron a crear uno de los imperios económicos más importantes de los siglos XV y XVI en Europa. Su miembro más importante fue Jakob Fugger (1459-1525), un banquero y empresario augsburgués, conocido como Jakob Fugger, el Rico. Hoy en día su figura sigue presente en gran parte de las construcciones de la ciudad, como os contaremos más adelante.


¿Cómo llegar a Augsburgo?

Se encuentra muy cerca de Ulm y de Múnich por lo que se convierte en una excursión perfecta de un día desde cualquiera de estas ciudades, ambos trayectos cubiertos por el Bayern Ticket. Desde Múnich, en tren regional se tarda unos 45 minutos. Los horarios los podéis ver en la página de Deutsche Bahn


¿Qué ver en Augsburgo?

El casco antiguo de Augsburg es considerablemente pequeño y podréis recorrerlo a pie fácilmente en un día. Desde la estación central de trenes, nos dirigimos al este por la Bahnhofstraße para llegar, en unos 15 minutos andando, hasta la plaza del Ayuntamiento, el núcleo del casco histórico de la ciudad. 

De camino, pasaremos primero por la plaza Königplatz y por la avenida comercial Bürgermeister-Fischer-Straße, que desemboca en la Maximilianstraße, una de las arterias más importantes del centro. Es una calle realmente interesante desde el punto de vista arquitectónico, ya que representa más de 2000 años de historia de la ciudad, albergando edificios de estilo gótico, renacentista, rococó y neoclasicista. El tramo principal se desarrolla entre Ulrichsplatz, al sur, y Rathausplatz, al norte. Esta concurrida calle también constituye un punto de encuentro importante para los jóvenes universitarios de la ciudad, ya que en ella existen numerosos restaurantes, bares, cafés y pubs. Un punto a destacar en la Maximilianstraße son las fuentes monumentales (Monumentalbrunnen): la fuente de Mercurio (Merkurbrunnen) y la fuente de Hércules (Herkulesbrunnen). Estas dos fuentes junto con la de Augusto en la Plaza del Ayuntamiento forman conjunto único en Europa de tres fuentes de bronce.

En el extremo sur de la Maximilianstraße se encuentran las iglesias de San Ulrich y San Afra (Katholisches Stadtpfarramt St. Ulrich und Afra), dos iglesias anexionadas: la Basílica Católica de los Santos Ulrico y Afra y la Iglesia Protestante de San Ulrico. La primera, de estilo gótico tardío, fue terminada en el siglo XVII, tiene tres enormes altares barrocos y cuenta con capillas dedicadas a la antes mencionada familia Fugger. La segunda, mucho más pequeña, presenta un estilo barroco donde destaca la hermosa decoración del techo con yeso, el uso de la madera y los paneles pintados a ambos lados de la nave, característico de las iglesias protestantes. El acceso a ambas es gratuito y el horario es de lunes a sábado de 11h a 16h y domingos de 11:30 a 12:30 y de 15 a 17h. 

iglesia augsburgo turismo
Iglesias de San Ulrich y San Afra

Retrocediendo por la calle Maximilianstraße en dirección al centro, justo enfrente de la primera fuente monumental, se halla el Schaezlerpalais, un palacio del siglo XVIII que alberga un espectacular salón de fiestas de estilo rococó y una galería con obras de maestros pintores, donde destacan algunos cuadros de Durero. Se puede visitar su interior de martes a domingo (los lunes cierra) de 10 a 17h. 

schaelzerpalais augsburgo turismo
Schaelzerpalais

Justo al lado del Schaezlerpalais, encontraremos la Casa de los Fugger, la vivienda y sede comercial de la familia. 

La calle Maximilianstraße termina al norte en la Plaza del Ayuntamiento (Rathausplatz), el núcleo del casco histórico y donde se encuentra la oficina de turismo en la que podemos pedir un mapa y que nos orienten sobre qué cosas ver. Habitualmente, y si el tiempo lo permite, alberga varias terrazas donde os podréis sentar a tomar un café disfrutando del ambiente de la ciudad. En esta plaza, además de las terrazas, destacan los siguientes monumentos:
  • El Ayuntamiento (Rathaus), el cual destaca por sus enormes dimensiones. Este edificio data de principios del siglo XVII y tuvo que ser casi totalmente reconstruido tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. En su interior se encuentra el Salón Dorado (Goldener Saal), que debe su nombre a su impresionante revestimiento con portones y artesonados de oro. Si bien fue prácticamente destruido también durante la guerra, a finales del siglo XIX se decidió reconstruir según los dibujos y fotografías históricas para reabrirse al público. El Ayuntamiento se puede visitar todos los días y podéis consultar los horarios y precios actualizados en la parte derecha de su página web.
  • La Torre Perlach (Perlachturm). Es la torre de la iglesia de San Pedro (St. Peter am Perlach). Desde su parte alta se puede observar toda la ciudad ya que con 70 metros de altura es el edificio más alto de Augsburgo. Normalmente solo está abierta de Pascua a finales de Octubre.
  • La fuente de Augusto (Augustusbrunnen), una de las tres fuentes monumentales de la ciudad que comentábamos anteriormente.
plaza ayuntamiento augsburgo
Plaza del Ayuntamiento: Torre Perlach a la izquierda y Ayuntamiento a la derecha

Continuamos andando por la calle situada a la izquierda de la Perlachturm, "Am Perlachberg", y en unos 5 minutos a pie en esa dirección nos encontraremos con la Fuggerei, probablemente la atracción más importante e interesante de la ciudad. Se trata del conjunto de viviendas sociales más antiguo del mundo, con 67 edificios de dos plantas que albergan 142 viviendas. Están cercados por una muralla cuyas puertas se cierran de noche, por lo que se convierte en una pequeña ciudad independiente. 

La Fuggerei fue fundada por Jakob Fugger en 1521 para los ciudadanos pobres de la ciudad. El precio del alquiler anual no ha cambiado desde su fundación y es, aunque no lo creáis, menos de 1€! (concretamente 0,88 euros). No obstante, según las normas establecidas por el señor Fugger, además de aportar esta cantidad de dinero, el inquilino debe prometer rezar tres veces al día por la familia Fuggerei y es condición indispensable que sea católico practicante. Otro requisito es que dichas personas deben haber vivido en Augsburg desde hace más de dos años. Las viviendas tienen unos 45-65 metros cuadrados, y hay una abierta al público que se puede visitar (Schauwohnung). Una curiosidad es que los timbres de las casas tienen todos una forma diferente ya que, en la época de su construcción, al no existir la luz eléctrica en las calles, los habitantes de la Fuggerei se servían de las manos para identificar a oscuras cuál era su puerta. La Fuggerei es una visita que merece realmente la pena, y podréis consultar sus horarios y precios aquí.

fuggerei Augsburgo
Una de las calles de la Fuggerei

Situándonos de nuevo en la plaza del Ayuntamiento, y caminando en dirección contraria a la Maximilianstraße, encontraremos la catedral de Augsburgo (Hoher Dom zu Augsburg), de estilos románico y gótico y culto católico. Además, contiene el conjunto de pinturas sobre vidrieras más antiguo del mundo. La entrada es gratuita. La visita a la catedral nos coincidió con la hora de la comida así que fuimos al restaurante Bayerisches Haus am Dom, un buen sitio de comida bávara con generosas raciones.

catedral de augsburgo
Catedral de Augsburgo

Ahora vamos a dar una vuelta por el Mercado de la Ciudad (Stadtmarkt Augsburg), típico mercado de comida, frutas, flores, etc. Abre de 7 a 18 de lunes a viernes, de 7 a 14 los sábados y cierra los domingos. Muy cerca podemos pasar a ver la iglesia de Santa Ana (St.-Anna-Kirche), la principal iglesia protestante de Augsburgo. En su decoración encontraremos de nuevo rasgos característicos de este tipo de iglesias, como la falta de figuras, el uso del yeso en la decoración del techo y los paneles pintados a ambos lados de la nave. Se trata de la primera construcción renacentista de Baviera, y data de principios del siglo XVI. Para llegar hasta ella, basta con seguir la calle trasera de la plaza del Ayuntamiento, la Philippine-Welser-Straße, y girar por Martin Luther Platz. La Iglesia da a la calle Annastraße, que está llena de establecimientos comerciales de todo tipo.

Por último, de camino de vuelta a Hauptbahnhof, pasaremos por la Sinagoga (Synagoge Augsburg), construida a principios del siglo XX. Se encuentra en la calle Halderstraße 6-8 junto al Museo Judío. Aquí tenéis horarios y precios.


Más alternativas

Justo detrás de la Iglesia de San Ulrich y Afra, a unas calles de distancia, se encuentra el famoso Teatro de Marionetas (Puppenkiste), un museo que muestra diversas marionetas y escenografías usadas en representaciones y series de televisión alemanas.

Para los que pasen más tiempo en Augsburg pueden completar la visita con la Casa de Bertolt Brecht (Brechthaus), donde nació el poeta en 1898, y la Casa de Leopold Mozart (Mozarthaus), lugar donde nació el padre de W.A. Mozart en 1719. 

De hecho, justo enfrente de la casa de Brecht, podéis pasar por el bar más célebre del centro histórico: el Papiermanufaktur Wengenmayr & Brecht's Bistro. Dentro del propio local se encuentra una pequeña fábrica artesanal de papel por lo que, además de disfrutar de una cerveza o un café, si queréis podéis aprender el histórico arte de hacer papel en unas clases de una hora y media aproximadamente, eso sí, pagando un precio de 9€ por persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario